Tratamiento global de la tos con homeopatía

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

La tos es uno de los síntomas más molestos asociados a los catarros o la gripe. Surge como un mecanismo de defensa para expulsar parte de aquello que está perjudicando nuestro organismo a consecuencia de los virus que se han instalado en él. Por este motivo no es aconsejable cortar dicha tos de forma brusca, siendo lo recomendado el calmar la tos, pero no cortarla de forma radical, para de esta forma ayudar a nuestro cuerpo.

Existen varios tipos de tos, la tos seca y la tos blanda. La tos seca es bastante molesta y dolorosa en ocasiones, es irritante y si persiste o es muy frecuente puede producir agotamiento en la persona que la sufre. Por su parte, la otra tos más común, la tos blanda, no es irritante y además ayuda a expulsar las flemas.

Por norma general ambos tipos de tos suelen convivir durante un tiempo, y una de las dos predomina durante el día o la noche, todo dependerá de cada persona y de sus características.

Las causas que originan la tos son diversas, por un lado pueden ser de tipo vírico, pero también hay otros factores que influyen en la aparición de tos, tales como la contaminación, el humo del tabaco, etc.

Al ser uno de los síntomas más molestos de la gripe o el catarro, es normal acudir con frecuencia a algún tratamiento que lo calme y aunque existen distintas presentaciones farmacéuticas la más común es el jarabe aunque existen otras formulaciones igual de eficaces. En este sentido, cabe indicar que la homeopatía es una opción más de tratamiento para calmar la tos. Por ejemplo, Stodal es un medicamento homeopático utilizado tradicionalmente en el tratamiento sintomático de la tos, de hecho es eficaz para todo tipo de tos. Se puede adquirir como Stodal jarabe o Stodal gránulos, la forma farmacéutica más habitual de los fármacos homeopáticos.

Stodal pueden tomarlo tanto niños como adultos, al igual que todos los medicamentos homeopáticos. En el caso del jarabe, los pequeños deben realizar una toma de 5 ml de 3 a 5 veces al día, mientras que los adultos deberán hacer una toma de 15 ml, la misma cantidad de veces. En el caso de los gránulos, la posología habitual es de 5 gránulos cada hora y a medida que notemos mejoría habrá que ir espaciando cada toma.

Y recuerda que si tienes alguna duda, puedes consultar a nuestros farmaceuticos expertos en homeopatía.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural