¿Pueden bebés y niños tomar homeopatía para los resfriados?

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

Una pregunta muy frecuente alrededor de la homeopatía es si los niños pueden tomar medicamentos homeopáticos para aliviar resfriados u otras afecciones. Y la respuesta en este caso es afirmativa, pues la homeopatía es apta para toda la familia.

La homeopatía proporciona alivio en los trastornos más comunes de la infancia como los cólicos del lactante, la salida de los primeros dientes, dermatitis del pañal, otitis, infecciones de las vías respiratorias altas, alteraciones del sueño o del ritmo intestinal, etc. Según el “I Estudio de Uso y Conocimiento de la Homeopatía (2010-2011)”, el 23% de las mujeres entre 30 y 39 de mujeres usuarias de homeopatía señala que la utiliza para aliviar las afecciones de sus hijos.” Los medicamentos homeopáticos se pueden emplear por tanto para el tratamiento de trastornos comunes y específicos de los niños.

Los medicamentos homeopáticos destacan porque son fármacos que se pueden administrar fácilmente, entre otros aspectos. No se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos y además al tener buen gusto, dulce, principalmente, los niños suelen tomarlos sin poner pegas de modo que  pueden administrarse en el ámbito pediátrico.

Los expertos apuntan que es muy importante seguir la pauta de administración del pediatra homeópata para conseguir los efectos deseados. Las mejorías que se aprecian con el tratamiento homeopático son progresivas, y en ocasiones requieren constancia por parte de las familias.

Según algunos expertos, los padres acuden al pediatra homeópata principalmente por dolencias físicas, como bronquitis de repetición, otitis, alergias,…etc. Y suele ser común que antes de acudir al pediatra formado en homeopatía hayan probado otros tratamientos que no les han proporcionado los resultados deseados. También consultan sobre opciones homeopáticas para abordar trastornos del sueño, miedos o comportamientos anómalos.

Otra de las ventajas que aporta la homeopatía es que los medicamentos homeopáticos son fáciles de administrar ya que se deshacen en la boca como si fueran un caramelo. De hecho, tienen un sabor dulce que suele gustar a los más pequeños de la casa. No obstante, si aun así presentan problemas para ingerirlos se pueden disolver en agua o en el biberón, facilitando la toma.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural