Lesiones en primavera. Como evitarlas.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

Con el comienzo de la primavera empieza un nuevo ritmo. Hay mayor número de horas de luz, las personas se animan a realizar más actividades, etc. Una actitud en relación al aumento sobre la concienciación del autocuidado y de la importancia de la salud.
Esto puede animar a muchas personas a salir a la calle a practicar algún deporte sin antes tomarse un momento para pensar y preparar unos pasos previos. Una mala preparación puede ocasionar lesiones que echarán por tierra toda nuestra voluntad.
Antes de comenzar a correr, nadar o practicar un deporte de equipo deberemos comprobar nuestro equipamiento. El principal protagonista en este punto será la ropa, y es que hay que sentirse cómodos con el equipamiento que llevemos ya que será con el que hagamos los movimientos, un aspecto importante por ejemplo en nuestros tobillos.
El calentamiento siempre debe ser el segundo paso a tener en consideración. Unos simples ejercicios o estiramientos durante 5 minutos permitirán reducir la probabilidad de que se produzca un cambio brusco desde el estado basal. Lo mismo debe realizarse cuando queramos terminar. No es recomendable detenerse de forma repentina, sino ir disminuyendo el ritmo de actividad poco a poco.
Con estas medidas podremos esquivar las principales causas de lesiones deportivas: equipamiento incorrecto, accidente fortuito o las causadas por la baja frecuencia de actividad. Además como consecuencia podemos sufrir alguna de las lesiones más comunes: esguinces, lesiones de rodilla, luxaciones o fracturas. A su vez éstas pueden clasificarse según la zona donde se produzca el daño. Estas lesiones tienen consecuencias a su vez que pueden ser las alteraciones musculares (agujetas, contracturas, sobrecargas…) que si no se tratan y se deja pasar el tiempo pueden producir una lesión muscular. Estas lesione en los músculos representan entre el 40% y 60% de todas las lesiones deportivas.
Dependiendo del deporte que comencemos a practicar podremos sufrir lesiones en una zona u otra. Por ejemplo si jugamos al tenis nuestros gemelos serán los más afectados, en el fútbol los isquiosulares, hombros en el balonmano, etc.
Cuando tenemos una de estas molestias se usará por ejemplo un antiinflamatorio, pero gracias a los medicamentos homeopáticos podemos evitar síntomas y efectos secundarios de algunos medicamentos convencionales e incluso sustituirlos. De esta manera algunos de los medicamentos homeopáticos más comunes se realizan a partir del principio activo del árnica montana que tiene efecto antiinflamatorio y analgésico.
Hay que destacar que los medicamentos homeopáticos son fármacos regulados que requieren de un diagnóstico y consejo médico. En este enlace puedes consultar cuál es el más cercano. Además su compra se realizará exclusivamente en farmacias.
Por todo ello cuando veamos el buen tiempo y cómo la primavera nos llame a practicar deporte deberemos tomar medidas de precaución, la primera: tener preparado nuestro botiquín homeopático por si acaso nuestra actividad se ve truncada.
Para cualquier duda o consulta, puedes consultar a nuestros farmacéuticos especialistas en consulta@farmaciazarcorios.es

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural