Higiene bucodental con dentifrico a base de plantas medicinales

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

Aprovechando que el 20 de marzo es el Día Mundial de la Salud Bucodental, queremos recordar que uno de los métodos preventivos más eficaces para tener una boca sana es la correcta higiene dental. Ahora bien, cepillarse los dientes bien es una tarea que muchas personas desconocen por lo que hacer un recordatorio sobre esta cuestión no viene mal.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debemos cepillarnos los dientes al menos tres veces al día, en concreto, después de las principales comidas: desayuno, comida y cena.

Cepillarse los dientes no es pasar el cepillo sobre estos y ya está. Es necesario ser conscientes de que la boca es un lugar donde se acumulan numerosos gérmenes, de modo que su limpieza ha de ser un proceso pausado. Así, el cepillado ha de englobar toda la dentadura, tanto la parte superior como inferior, e igualmente deberemos hacer en la parte posterior. Hay que pasar el cepillo desde las encías y hacia abajo, y al revés en la dentadura inferior. Se considera que un cepillado completo dura alrededor de unos tres minutos.

El instrumental que vamos a usar para lavarnos los dientes debe cumplir también una serie de requisitos. El cepillo es mejor si tiene las cerdas suaves y la boca pequeña porque de este modo llega a todos los rincones con más facilidad. Como alternativa el cepillo eléctrico es también una buena opción porque hace que el cepillado sea más cómodo y sencillo. Cuando veamos que las cerdas de ambos tipos de cepillo están deterioradas tendremos que sustituirlos, con otro cepillo, en el caso convencional, y con un recambio en el caso del eléctrico.

La elección de la pasta de dientes resulta también un elemento que debemos valorar. Homeodent, protección integral dientes y encías, de Laboratorios Boiron, ofrece por ejemplo una asociación de plantas medicinales y de sales de flúor que actúan de manera complementaria sobre los dientes y las encías, lo que supone una combinación recomendable para la higiene dental. En concreto, este dentífrico contiene los siguientes compuestos:

• Caléndula, suaviza y calma las encías.
• Hamamelis, fortalece y tonifica las encías.
• Llantén, alivia las encías doloridas.
• Rábano silvestre, limpia las encías y favorece la circulación sanguínea.
• Sílice, permite la eliminación de la placa bacteriana sin ser agresiva para la boca.

Para reforzar la limpieza de las dientes podemos recurrir al hilo dental, que se puede aplicar antes del dentífrico, ya que así éste último penetrará mejor en los huecos interdentales, previniendo las caries que puedan surgir en estos espacios.

Siguiendo estas pautas y siendo constantes, vamos a mejorar nuestra salud bucodental y prevenir posibles trastornos relacionados.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural