Aire acondicionado: Amigo y enemigo

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

Durante el día sometemos a nuestro cuerpo a diferentes estados de temperatura: tomamos bebidas frías, salimos a la calle al calor, comemos en sitios cerrados y frescos, pasamos muchas horas bajo el sol… Todas estas actividades pueden provocar alteraciones en nuestro sistema inmune y hacer que sea más vulnerable. El resultado será un resfriado.

Uno de estos factores que debemos cuidar es el uso del aire acondicionado. Según la compañía Unipresalud el mal uso de este servicio provoca el 20% de las dolencias y resfriados. Pero las consecuencias no se quedan ahí sino que también las enfermedades respiratorias se ven favorecidas: faringitis, rinitis, asma o incluso neumonía. A ello habrá que sumar dolores como contracturas, lumbalgias, dolor cervical o irritación de ojos por ejemplo. Aunque se den con menos frecuencia no deben menospreciarse.

Para entender bien por qué surge el resfriado hay que saber qué es. Esta afección es una enfermedad vírica contagiosa que inflama las vías respiratorias centrándose en nariz y garganta. La única diferencia que existe entre el resfriado de verano frente al de invierno es que el primero no suele producir fiebre. Sus síntomas son estornudos, rinorrea y congestión nasal, los cuales durarán una semana aproximadamente.

La forma de evitar el contagio de este virus es reducir el aire acondicionado entre los 22 y 24 grados. Si conseguimos que nuestra casa tenga una humedad entre 35% y 60% disminuiremos las probabilidades. Otra forma de prevención es seguir una nutrición que ayude a nuestro sistema inmunológico mediante vitaminas y nutrientes.
Por último, el uso de medicamentos homeopáticos pueden ayudar en momentos en los que el cuerpo humano se encuentre débil como un viaje largo o después de una actividad física. Estos medicamentos son usados comúnmente para aliviar los síntomas catarrales.

Según un estudio sobre Conocimiento y Uso de la Homeopatía realizado por Nielsen y BOIRON, un 66% de los españoles que usa homeopatía lo hace para tratar los síntomas de la gripe, los catarros, los resfriados, el dolor de garganta y otras infecciones respiratorias.

Los medicamentos homeopáticos son incluidos en el consejo de los profesionales sanitarios para el tratamiento de sintomatologías en pacientes de todas las edades y pueden ser útiles durante el embarazo o la lactancia ya que hasta la fecha no se han descrito reacciones adversas relevantes asociados a su toma.

Si quieres mas información o tienes alguna duda, consulta a nuestros farmaceuticos especialistas en medicina natural en consulta@farmaciazarcorios.es, o bien puedes adquirir cualquier medicamento homeopatico en nuestra farmacia online

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural