5 ideas para afrontar la vuelta a la rutina sin estrés

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube

La vuelta a la rutina, al trabajo, al cole, en fin, a la normalidad de todos los años es una realidad con la que nos topamos todos los años en Septiembre. En verano, la actividad laboral disminuye, muchas personas se trasladan de residencia y la mayoría disfrutan de vacaciones.

El problema es el retorno, ¿cómo debemos afrontar la vuelta? El encontrarse de nuevo con la cotidianidad de siempre puede provocar que desarrollemos cierto estrés, que es importante saber gestionar para evitar que éste se convierta en un lastre y nos impida disfrutar de una salud plena.

Si has estado mucho tiempo desconectado probablemente te cueste más retomar la actividad. Por eso los expertos recomiendan tratar de volver unos días antes del destino de vacaciones en el caso de que nos hayamos marchado de viaje. De este modo, dispondremos de más tiempo para poner al día aquellas cuestiones pendientes que seguro nos han quedado por resolver.

Planificarse resulta clave después de un tiempo fuera de juego. Tendremos que valorar cuáles son las labores prioritarias y darles preferencia a las mismas, es decir, centrarnos primero en lo más importante, dedicarle el tiempo que sea necesario y después ir resolviendo los asuntos menores. No hay que intentar resolverlo todo a la vez y en menor tiempo posible, todo lleva su tiempo. Al final muchas cosas se resuelven por sí solas.

Es el momento de hacer aquellas actividades que te planteaste realizar a principios de año y que por los motivos que sean no has podido efectuar. El comienzo de una nueva etapa se puede aprovechar para realizar esas tareas que nos planteamos a principios de año y que todavía no hemos llegado a ejecutar. Marcarse una serie de objetivos es bueno para la salud mental, pero siempre sin agobiarnos y no dejarnos llevar por el estrés.

Aprovecha para apuntarte al gimnasio. Hacer deporte ayuda a mantenerte en forma no sólo físicamente sino psicológicamente también. Sólo es cuestión de que pruebes, y a medida que te encuentres mejor descubrirás que mejora tu estado en general y que incluso canalizas mejor tu estrés.

Si además necesitas tomar algo que te ayuden, eficaces y sin efectos secundarios, puedes acudir a la homeopatía. Medicamentos homeopáticos como Sedatif se emplean para el abordaje del estrés y los trastornos del sueño asociados. Este fármaco tiene la ventaja de que se puede compatibilizar con otros tratamientos y no produce somnolencia. Es apto para toda la familia y se puede tomar en periodos de estrés o ansiedad transitorios

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

zarcorios

Doctor en Farmacia. Especialista en FItoterapia, Homeopatia y Medicina Natural